Rutina de limpieza para piel grasa en solo 3 pasos.

Rutina de limpieza para piel grasa en solo 3 pasos.

La piel grasa es una piel muy sensible que requiere un cuidado especial, se distingue por tener un mayor espesor, los poros dilatados y exceso de secreción sebácea. Pero ¡no todo es negativo! también es la piel que envejece más lentamente y es más resistente a efectos causados por el medio ambiente. La higiene en el cutis graso es básica para mantenerlo hidratado y sano.

Te comparto una rutina de cuidado en donde te aseguro que tu piel se sentirá limpia, con menos brillo y muy hidratada.

PASO 1

Lava tu rostro por la mañana y por la noche con el jabón de arcilla. Una de las cualidades más importantes de la arcilla es su gran capacidad para absorber todo tipo de sustancias y toxinas, es decir, ejerce un poder desinfectante y antiséptico arrastrando todo tipo de impurezas de la piel al exterior. Además, la mezcla de aceites vegetales que contiene este jabón ayudan a mantener la hidratación del cutis.

PASO 2

Exfolia tu rostro con una mascarilla súper sencilla de hacer, solo requieres estos ingredientes: limón, aceite de olivo y azúcar morena. En una taza agrega una cucharadita de azúcar morena, una cucharada sopera de aceite de oliva extra virgen y el jugo de un limón, mézclalo bien y aplica esta mascarilla en todo tu rostro dándote pequeños masajes de forma circular. Después de unos minutos enjuaga con suficiente agua fría. Este paso repítelo 1 o 2 veces por semana.

PASO 3

Termina por aplicar el gel de lavanda con avena que ayudará a mantener tu cutis limpio e hidratado. La vitamina E restablece la tersura de tu piel y la lavanda por sus propiedades antisépticas y astringentes mantendrán tu rostro limpio. La textura ligera de este gel te ayudarán a combatir el brillo diario.

Además de esta sencilla rutina, recuerda utilizar siempre un protector solar adecuado a tu piel, bebe agua constantemente para mantenerla hidratada y libre de toxinas, y trata de ingerir alimentos con alto contenido de vitamina B2 y omega 3.

Un último consejo... Es común pensar que si lavamos la piel grasa con productos fuertes más resultados obtendremos, sin embargo, la piel grasa es una piel sensible que requiere también de ser humectada y tratada con gestos suaves.

¿Y tú, cómo cuidas tu piel?

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados