Una caricia natural ante la lógica de la prisa.

Escrito por Avigail Reyes - 22 septiembre 2016