Acomodar por Tags |
El argán es rico en ácidos grasos instaurados, útiles para conservar la estructura celular y retener el agua que mantiene la hidratación de la piel. Posee antioxidantes, como las vitaminas C y E, que auxilian en el cuidado de las capas del cutis y neutralizan los radicales libres. Es un anti-edad y regenerador potente; contribuye a la suavizar las líneas de expresión y mejora estado de la piel, a la que otorga tersura. Penetra fácil, no obstruye los poros. Auxilia en la reducción de las estrías y produce un efecto de relajación en las quemaduras superficiales, gracias a su efecto cicatrizante.