Es un poderoso regenerador celular, antiinflamatorio y cicatrizante. Tiene propiedades antienvejecimiento, que previenen las arrugas prematuras y tratan la flacidez. Es profundamente hidratante; llega hasta la última capa de la piel, y contiene el agua. Así, devuelve la elasticidad a las pieles secas.